5 razones para comer alimentos crudos

Health

5 razones para comer alimentos crudos

26/04/19

Estamos en primavera, las temperaturas suben, los días se alargan y el sol comienza a darnos un calor agradable.

En esta temporada nos apetecen grandes ensaladas llenas de ingredientes crudos para tomar en una terraza. Esto es normal ya que nuestro organismo friolero (la mayor parte de nosotros somos así) no es fan de comer crudo durante los meses de invierno, y aunque la naturopatía preconice la alimentación viva (a base de alimentos crudos), no es óptimo para todo el mundo a lo largo de todo el año. Así que en primavera y verano, aprovechamos para comer crudo !

Estas son las razones por las cuales comer crudo es bueno para nuestra salud : 

1. Primero de todo, la calidad de un alimento no se mide por sus calorías si no más bien por su nivel de vitalidad.

Es ésta la energía vital que permitirá a nuestro organismo regenerarse y revitalizarse. La fruta y la verdura crudas forman parte de la categoría de alimentos vivos ya que simplemente nos aportan mucha vitalidad.

2. La principal razón por la que un producto crudo será nutritivo es que conserve todos sus nutrientes:

Vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas. A 42°, la mayoría de los alimentos (principalmente los vegetales) pierden el 90 % de sus nutrientes. Los alimentos cocinados no tienen la capacidad de seguir creciendo mientras que por el contrario un alimento crudo, lleno de vida, puede seguir creciendo si se vuelve a poner en contacto con la tierra y el agua.

3. La riqueza en clorofila

La clorofila es una fuente de oxígeno, y regula el equilibrio ácido-básico del organismo, contribuye a mantener un buen equilibrio del ecosistema intestinal y luchar contra los radicales libres.

4. Los alimentos vivos por excelencia son los germinados ya que son un concentrado de vida y contienen todos los beneficios de una planta.

Verdaderas bombas de vitalidad, son los alimentos más ricos en nutrientes y en vitalidad. Te aconsejamos que los añadas en tus platos cada día. Un puñado de lentejas germinadas aporta muchísimos más nutrientes que un plato de lentejas cocinadas (y está riquísimo). No olvidéis de masticarlas muy bien.

5. La fruta y la verdura cruda, no transformadas, ecológicas, no cocinadas y naturales son una fuente de vitalidad y de nutrición enorme.

Por ello vamos a dar prioridad a la fruta y la verdura cruda, las nueces y las bebidas fermentadas, los zumos de verdura (sobre todo si tus intestinos están un poco irritados), las algas, los aceites prensados en frío, el cacao crudo… 

Todos estos alimentos, si se toman crudos serán altamente nutritivos y facilitarán la digestión y la asimilación de nutrientes para aportaros energía y haceros sentir llenos de vitalidad.

Gwénaëlle Fradj

Naturópata del equipo de expertos de The Green Shelters

www.takeitslow.fr